(Mi primera) Receta casera de mermelada de melocotón{:}

Uno de los principales motivos de crear la web Ser Cuqui es empezar unos hábitos sanos tanto en alimentación, como deporte e imagen personal. Hoy os enseñaré mi primera receta casera de mermelada de melocotón. Estoy muy emocionada ♥

Mi abuela Maria (en catalán diría Padrina en vez de Àvia ya que soy de la provincia de Lleida) era una gran experta en cocinar todo tipo de conservas y mermeladas. Murió cuando yo era joven y es una lástima no haber podido aprender más de ella pero, si me lo permitís, intentaré seguir su estampa con esta humilde receta.

INGREDIENTES
  • 1kg de melocotón troceado sin piel ni hueso. Para la receta tenía paraguayo pero funciona con todos por igual.
  • 400gr de azúcar moreno (siempre es mejor que el azúcar blanco y si nos gusta más dulce siempre podemos añadir más cantidad)
  • El jugo de un limón
PREPARACIÓN

Cuando tengamos los melocotones sin piel, deshuesados y cortados en trozos pequeños, los pondremos en la cazuela que utilizaremos después junto con el azúcar moreno y el zumo del limón.

Lo dejaremos reposar un par de horas en la nevera o en algún sitio fresco (con el calor que hace, será complicado) para que se vaya macerando.

Cuando haya pasado el tiempo citado, pondremos la cazuela a fuego lento mientras se va haciendo e iremos removiendo con una cuchara de madera (siempre es mejor) hasta que coja la consistencia deseada.

Normalmente son unos 35-45 minutos, dependiendo de la fuerza del fuego.

Si queréis podéis triturarlo, esto ya dependen del gusto del consumidor.

Repartiremos la mermelada en botes de cristal (previamente escaldados) y los cerraremos al baño maría. Para que no tengáis que buscar como lo hice yo, para escaldar los botes los tenéis que limpiar con agua y jabón y ponerlos en el microondas 5 minutos a potencia máxima.

Y por el baño maría, lo mejor es introducir en agua hirviendo los botes llenos durante unos 10 minutos, cerrarlos bien fuerte y dejarlos unos 10 minutos más. Una vez los quitemos del fuego, los ponemos del revés y se dejan unas cuantas horas así (una noche, por ejemplo) y de esta manera se acaban de cerrar al vacío.

La mermelada es recomendable guardarla hasta un máximo de 6 meses.

Y ya está, mi primera experiencia con la mermelada de melocotón es positiva porque pensaba que sería más complicado pero el resultado ha salido un poquiiiito dulce. La siguiente vez pondré menos azúcar o otro edulcorante como estevia y os explicaré qué tal.

La verdad es que se tiene que tener paciencia y ganas de hacer conservas y mermeladas y yo tengo las dos cosas, así que os iré ensenñando más recetas en breve… ah, y un pequeño detalle: no me gusta la mermelada, así que aprovecharé para hacer regalos caseros cuando me salgan mejor.

¡Espero que disfrutéis de esta cuqui receta! Dejadme un comentario cuando la hayáis probado o si tenéis cualquier duda.
Follow my blog with Bloglovin

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.