Escribir porque quieres, no para que te lean

Hace tiempo que tengo muchas ganas de volver a coger las riendas de este blog pero cuando entro dentro de «Blog Post», me viene el síndrome de la hoja en blanco. ¿Qué digo? ¿Qué tengo que decir? ¿Alguien lo leerá? Hasta que pienso: a ver, Montserrat (sí), ¿Y A QUIÉN LE IMPORTA SI TE LEEN…